Habrá una norma específica para regular la navegabilidad en la Ría del Piedras

19/12/2017
El Ayuntamiento de Cartaya se compromete a incluir en su plan de playas medidas preventivas para garantizar la seguridad en la navegabilidad del río. Es uno de los acuerdos de la reunión celebrada en la Subdelegación del Gobierno en Huelva, y en la que todas las administraciones con competencias en la materia se han comprometido a buscar soluciones consensuadas.

El Ayuntamiento de Cartaya se compromete a incluir en su plan de playas medidas preventivas para garantizar la seguridad en la navegabilidad del río. Es uno de los acuerdos de la reunión celebrada en la Subdelegación del Gobierno en Huelva, y en la que todas las administraciones con competencias en la materia se han comprometido a buscar soluciones consensuadas.


Gobierno, Junta de Andalucía y ayuntamientos de Cartaya y de Lepe han acordado trabajar conjuntamente en la elaboración de una norma reguladora de navegabilidad específica para la ría del Piedras, similar a la ya existente para la ría de Huelva, que permita reforzar la seguridad de la navegación en el entorno del Piedras y la Flecha del Rompido.

Este es uno de los acuerdos adoptados en la reunión celebrada en la Subdelegación del Gobierno para consensuar medidas dirigidas a mejorar la seguridad de la navegación en el Piedras, así como para coordinar y compatibilizar los crecientes usos y actividades que se desarrolla en la ría.

La reunión, que ha estado presidida por la subdelegada del Gobierno en Huelva, Asunción Grávalos, ha contado con la presencia de representantes de las distintas administraciones y organismos públicos competentes, entre otros, la delegada territorial de Fomento y Vivienda, María José Bejarano, y en representación del Ayuntamiento cartayero, el concejal de Turismo y Playas, Bernardo Hurtado. Además, han participado el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Ezequiel Romero, y el capitán marítimo de Huelva, Ángel Fernández Corral.

Para Hurtado “es una gran noticia el hecho de que todas las administraciones abordemos de forma consensuada y coordinada la situación de la navegabilidad en la Ría del Piedras, por la que venimos trabajando desde hace tiempo en el Ayuntamiento, y que consideramos urgente solucionar tanto para dar una respuesta a las demandas del sector pesquero, como al sector naútico y de recreo”.

Junto a la elaboración de una norma específica para el Piedras, también se ha acordado la puesta en marcha de una serie de actuaciones encaminadas a incrementar el control marítimo en la ría y la Flecha del Ronmpido, entre otras, intensificar las medidas sancionadoras a los infractores que incumplen las normas de seguridad y ponen en riesgo la navegabilidad en la zona.

Además, los dos ayuntamientos, se han comprometido a contemplar medidas preventivas en sus planes de playas.

La Subdelegación del Gobierno, por su parte, ha destacado que estas reuniones hacen posible que todas las administraciones “podamos trabajar unidas y en una misma línea de actuación para resolver problemas y plantear soluciones eficaces”. En este sentido, Grávalos ha señalado que “el objetivo es común, y por lo tanto, las medidas que se pongan en marcha tienen que ser conjuntas para reforzar la seguridad de la navegación en la ría del Piedras y la Flecha del Rompido, especialmente en los meses de verano cuando coinciden en sus aguas embarcaciones y bañistas”.

Finalmente, la subdelegada ha agradecido a todos los participantes en esta reunión de trabajo su “predisposición” a buscar soluciones consensuadas.