Última hora : REBUJITOS, EN CONCIERTO
El tiempo - Tutiempo.net

El Ayuntamiento de Cartaya aclara que “se responsabiliza ahora y siempre de los menores que hacen deporte en nuestras instalaciones”

26/04/2019
Los propios técnicos del Servicio Municipal de Deportes han explicado hoy que “ni el Ayuntamiento ni los centros escolares se eximen de responsabilidad alguna con respecto a los menores que participan en las actividades deportivas en las instalaciones municipales, aspecto en el que llevamos décadas aplicando los mismos criterios y velando por la seguridad de los niños”. Aclaran que son los centros escolares los que redactan y se encargan de las autorizaciones, y “en el caso de la piscina solo uno de los cinco CEIPs de la localidad hizo una mala interpretación de este asunto, e inmediatamente se le corrigió y aclaró”.

El Ayuntamiento de Cartaya ha salido hoy en tromba a desmentir con rotundidad una información que ha causado “sorpresa e indignación” en el Servicio Municipal de Deportes. Por ello, los propios técnicos municipales, que organizan las actividades programadas entre el Consistorio y los centros escolares, en primera instancia, y posteriormente el propio alcalde, en nombre del Equipo de Gobierno, han comparecido públicamente para dejar claro que “tanto los centros escolares como los monitores de Deportes del Ayuntamiento velan en todo momento por la seguridad de los niños y niñas en cada una de las actividades deportivas que se realizan, por lo que desde aquí hago un llamamiento a la tranquilidad de los padres”, señaló el primer edil, Juan Polo.

Por su parte, los trabajadores municipales del Servicio de Deportes, “que además contamos con el apoyo en este tema de la comunidad educativa de los distintos centros escolares, con los que trabajamos durante todo el año”, han desmentido que “ni el Ayuntamiento de Cartaya, ni los centros escolares se eximen de responsabilidad ante los incidentes que se puedan producir con los menores en ninguna actividad que se produzca en las instalaciones deportivas municipales, y mucho menos en el caso de los Cursos de Natación que desde hace unos meses viene organizando la Piscina Municipal y que forman parte del conjunto de actividades que se desarrollan durante todo el año en el marco del convenio de colaboración entre el Servicio de Deportes y los cinco CEIPs de la localidad”.

De hecho, señalan Fran Moreno y Pedro Macías, “a los maestros que acompañan a los menores, se unen casi una docena de monitores deportivos que acompañan a los distintos turnos de niños, de manera que siempre hay un monitor por cada grupo de entre 5 y 8 niños, dependiendo de las edades de los mismos”. Además, añaden, “tanto los colegios como las instalaciones deportivas municipales, y en este caso la piscina, tienen todos los permisos y los seguros de responsabilidad civil en vigor y completamente al día para cubrir cualquier incidencia, y se hacen responsables en todo momento de los menores y de su seguridad durante la realización de las actividades: los educadores durante el traslado de los niños a las instalaciones, y los segundos, desde el mismo momento que los niños entran por la puerta”.

Apuntan también que “llevamos ya muchos años con este programa conjunto, en el que se incluyen numerosas actividades, como por ejemplo del Día Escolar de la Bicicleta o las Olimpiadas Escolares, y el criterio ha sido y sigue siendo el mismo desde hace décadas, sin que jamás haya habido ningún problema”.

Explicaron también que “en el marco de este programa de actividades conjunto, que remitimos a los centros a principios de curso, son los propios CEIPs los que se encargan de redactar las autorizaciones con la única recomendación municipal, siguiendo el protocolo establecido ya en cualquier actividad, de que informen a los padres de los riesgos de lesión que implica siempre la práctica deportiva, porque son actividades voluntarias, que se desarrollan en horario escolar, y si algún padre no está de acuerdo, debe saber que no es obligatoria la participación”.

A partir de ahí cada centro redacta las autorizaciones, detallan, “y en cuanto hace más de un mes detectamos que uno de los cinco centros educativos de la localidad no lo estaba plasmando correctamente en sus autorizaciones, inmediatamente le remitimos un escrito elaborado conjuntamente con los servicios jurídicos del Ayuntamiento aclarándolo, y el malentendido quedó subsanado, hasta el punto de que los cursos de natación están siendo todo un éxito”. El caso, explican, solo se ha dado con un centro.

En este sentido, señalaron los técnicos “queremos agradecer el apoyo que estamos recibiendo de los padres y profesionales de los centros educativos a raíz de una información que en ningún momento se ha contrastado ni con los centros ni con el Servicio de Deportes, y que viene a crear incertidumbre y confusión entorno a unos cursos de natación que han sido un éxito de organización y del que se están beneficiando un millar de niños de la localidad, que es lo importante y el único objetivo con el que planteamos la iniciativa”.

En este sentido, destacaron los responsables técnicos del Servicio de Deportes, “no nos parece que esté bien poner en tela de juicio ni el trabajo de los maestros, ni el de los técnicos y monitores municipales, ni el funcionamiento de unos programas que se desarrollan conjuntamente y con las mismas normas desde siempre, y pedimos que no se utilice el deporte y especialmente el deporte infantil, para generar desinformación y para fines que no sean ni educativos ni deportivos”.

Nota: Se Adjuntan la cartas con la que los otros centros escolares notificaron la misma actividad a los padres, en las que ni siquiera aparece este aspecto, porque, en la mayoría de los casos, los propios responsables de las áreas de Educación Física, ya lo aclaran de forma genérica al principio del curso para todas las actividades deportivas de los niños en horario escolar, tanto dentro como fuera del centro.

AUTORIZACIÓN DELCEIP JUAN RAMÓN JIMÉNEZ.
AUTORIZACIÓN DEL CEIP VIRGEN DEL CARMEN.